Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Revilla acude al acto de repulsa del crimen que le ha costado la vida a una mujer y a su bebé en Villaescusa

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y la delegada del Gobierno de Cantabria, Ainoa Quiñones, han acudido al acto de repulsa contra el crimen machista cometido en el municipio de Villaescusa en el que han sido asesinadas una mujer de 40 años y su bebé de 11 meses, presuntamente a manos de su expareja.

“Veremos qué es lo que ha fallado, pero si es cierto que durante el jueves fue dos veces al domicilio teniendo una orden de alejamiento… No basta que haya dicho que no vuelvo”, ha señalado el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, a preguntas de la prensa sobre la investigación que ha abierto la Guardia Civil respecto a la actuación de los agentes.

A su juicio, “la Guardia Civil es muy eficaz, pero si en una tarde había ido dos veces y tenía una orden de alejamiento tampoco hubiera estado de más haberle llevado al cuartelillo o haberlo comunicado al juez”.

“La persona que violenta una orden de alejamiento está cometiendo un delito y, por lo tanto, debiera ser objeto de una retención y comunicación a la autoridad judicial”, ha sostenido Revilla.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, ha indicado que con motivo de los incumplimientos de esta orden de alejamiento se abrió una información reservada para “esclarecer” los hechos y averiguar si el procedimiento ha sido “el adecuado” y los protocolos se han seguido “correctamente”.

 

Al acto han acudido alrededor de 400 personas y el alcalde, visiblemente emocionado, ha leído un manifiesto en el que ha reconocido sentir “conmoción, rabia y, sobre todo, mucha pena”, y estar viviendo momentos “realmente duros” por esta tragedia, que se suma al reciente accidente de tráfico en el que otra joven del municipio perdió la vida.

“No encuentro palabras, no hay razones”, ha dicho el regidor, que ha trasladado el pésame y la solidaridad a la familia de las víctimas y la “pena” de todo el pueblo, que está “conmocionado” por este primer caso de violencia de género en Villaescusa.

A continuación, se ha guardado un minuto de silencio y el acto ha finalizado con un aplauso de los asistentes bajo el grito ‘Basta ya. Ni una más ni una menos’.