Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, ha visitado las obras que se están acometiendo en la antigua lonja del puerto de Colindres

Con una inversión que ronda los 1,5 millones de euros, se están llevando a cabo las obras del proyecto constructivo de las nuevas bodegas en el puerto de Colindres para dar continuidad a su modernización, que además incluye la remodelación de la antigua sala de subastas, y cuyo objetivo es la implantación de un nuevo edificio de almacenes con el fin de dotar a la flota pesquera de espacios para almacenamiento de artes y pertrechos de pesca, dotaciones básicas ubicadas en la zona de servicio del puerto, que a raíz de la construcción de la nueva lonja se han visto reducidas en número por demolición de ciertos pabellones de almacenes antiguos.
 
En primer lugar, la Consejería proyectó la construcción de un edificio de dos plantas, con superficie total útil de 2.069 m2, que alojará 17 almacenes de diferentes tamaños, entre 90 y 150 m2, que serán ocupados en el futuro en función de las necesidades de almacenamiento de los diferentes tipos de embarcaciones pesqueras con base en el puerto.
 
La infraestructura será de hormigón armado con muros de 25 centímetros de espesor, mientras que la cubierta del edificio será inclinada a dos aguas con voladizos.
Todos los almacenes del edificio estarán dotados de aseo y dispondrán tanto de acceso individual, como de un sistema común de elevación de cargas hasta la planta primera, donde se depositarán principalmente las artes de pesca, que se introducirán en los mismos a través de puertas balconeras.
 
Además, se rehabilitará el edificio portuario en el que se ubicaba la antigua lonja de pesca del puerto, y se demolerá un edificio anexo en donde se encuentran el sector de ampliación de lonja y las salas de reparación de artes de pesca, y la urbanización de toda el área.